Sábado 18 de Mayo en San Cristóbal

11/2/24

Tarde de triunfos y alegría en Mérida

Colombo junto a Hugo Alberto Molina y Hugo José tras indulto de Teleférico de El Prado. Foto: Comana

por: Víctor Ramírez "Vitico"



La segunda de la feria del Sol transcurrió entre la alegría del triunfo y detalles muy importantes por parte de los espadas actuantes quienes en su estilo no se dejaron nada por dar.
La corrida de los hierros de la casa Molina Colmenares tuvo varios toros interesantes, uno de ellos con un recorrido extraordinario siendo indultado.

Con un toro complicado para los caballos pero que a pie iba largo, estuvo afanoso y con oficio el rejoneador Francisco Javier Rodríguez, en una labor muy larga en la que destacó en algunos rejones de castigo y algunas banderillas..Tras un rejón muy bajo le concedieron una oreja como premio a la voluntad.

Maestría, profundidad, oficio y clase desgranó Daniel Luque todo ello envuelto en una técnica prodigiosa, donde los toques, alturas, terrenos y distancias. El primer toro salió suelto, parado y soso, nadie en su sano juicio apostaba por él. Luque que lo toreó con cadencia por delantales le fue sobando en pases por alto muy quieto y luego le fue toreando citando a media altura y rematando arriba los pases pasa afianzar a un toro noble pero con muchas teclas que tocar. Tras las hieráticas luquesinas cortó una oreja. 
A su segundo, un toro que no ayudó nada, el sevillano se mostró breve pero con torería porque abreviar en torero también es importante. Regaló un sobrero de Caicedo que fue exigente. Luque que lo ve muy claro le toreó de forma excelsa a la verónica en lances llenos de temple y gusto para cuajar una faena larga, brindada a Antonio Suárez. Abriendo primero los cites con la mano alta y rematando los muletazos arriba para afianzar al toro, una vez logrado el objetivo a base de toques y colocación, Luque toreó con mano baja y gusto. Faena larga con varias series muy buenas, logrando dos rotundas orejas.

Gran tarde de Jesús Enrique Colombo que ha demostrado su crecimiento como torero, ya no es sólo el diestro alegre y comunicativo sino que torea y bien. Fácil con el capote, domina la verónica con gusto y temple, se luce en quites como lopecinas, caleserinas, chicuelinas cadenciosas e incluso una tijerilla lance casi extinto. Banderillero de grandes facultades, ha ganado en pureza, dando más el pecho a la embestida y encontrando toro en cualquier terreno. Seis pares en sus dos toros, algunos traseros pero de estupenda ejecución bien sea de poder a poder, de dentro afuera o al violín. Pero sería en el tercio final en cada toro donde Colombo daría mayores señas de su evolución. Oficio, temple, técnica, mano baja para llevar largo a su primer toro que fue encastado pero que se dañó el pitón derecho por lo cual protestaba. La medicina del temple obró el milagro de una faena larga con excelentes muletazos por ambos pitones. Tras darle fiesta al público sobre todo en un circular de vuelta entera una estocada rotunda puso en sus manos dos indiscutibles orejas. 
Lo de "Teleférico" fue otra cosa. Ya de apertura le enjaretó vibrantes muletazos de rodillas para luego desgranar varias series de muletazos muy largos, templadísimos con un toro que seguía el engaño con bravura y raza. La larga y vibrante faena caló hondo en el público que exigió con mucha fuerza el indulto del toro y los trofeos simbólicos para un renovado Colombo.

Debutó en Mérida con muy buen pie Antonio Suárez que se dejó en el filo de la espada una segura puerta grande. Se dobló muy torero con su primero al que dejó meter la cara en la muleta para llevarlo con suavidad, estética, vertical el diestro, mano baja y excelente clase. Varios fallos con las espadas echaron por tierra muchos méritos.
En su segundo volvió a estar francamente bien. Suárez es un torero mayestático, que torea muy vertical. Consiguió muletazos muy tersos, casi a cámara lenta, dándole de comer a la res para llevarla cosida al engaño. Varios pases fueron casi a cámara lenta, pero con la espada debe corregir para no dejarse los triunfos. Sin orejas pero dejando su pabellón muy alto, tarde de las que sirven para crecer y estar en el boca a boca de los aficionados.

FICHA DE LA CORRIDA
Plaza de toros de Mérida
Domingo 11 de febrero 
Segunda corrida de la feria del Sol
Tres cuartos de entrada en tarde agradable y fresca.

Un toro de Los Marañones para rejones, bien presentado, que fue complicado para el caballo.Dos toros de Rancho Grande ( 4° 5°) cuatro de El Prado ( 2° 3° 6° 7°) uno de Juan Bernardo Caicedo ( 8°) de regalo. Bien presentados en conjunto. Encastado a pesar de estar lesionado el segundo de lidia ordinaria, nobles tercero y séptimo. Encastado el octavo de regalo. Bravo y noble, con duración y recorrido el sexto "Teleférico" número 227, negro, que fue indultado.
Pesos:430 ( rej) 440, 459, 458, 454, 450, 456 y 489 kilos.

Rejoneador Francisco Javier Rodríguez: Oreja.

Daniel Luque, de azul soraya y oro: Oreja, saludos y dos orejas.

Jesús Enrique Colombo, de verde hoja y oro: Dos orejas y dos orejas simbólicas.

Antonio Suárez, de blanco y oro: Silencio tras aviso y saludos.

Antonio Suárez debutó en Mérida como espada de alternativa con el toro "Mercadito" número 4, negro de Rancho Grande.

Las cuadrillas cumplieron bien tanto a caballo como a pie destacando en banderillas Francisco Chico Paredes.

Daniel Luque y Jesús Enrique Colombo salieron a hombros por la puerta grande.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Artículos anteriores